Informes: 01 (614) 415 4909
Eventos
0

Construyendo un Hogar

Te presentamos el proyecto “Construyendo un hogar” iniciativa de nuestra alumna de quinto semestre de la carrera de Diseño Michell Quiroz, quien luego  de pasar el semestre pasado internada en la Sierra Tarahumara, vuelve con la intención de crear una Casa Hogar, conoce su historia y entérate de cómo puedes apoyar en la causa. Michelle, […]

Te presentamos el proyecto “Construyendo un hogar” iniciativa de nuestra alumna de quinto semestre de la carrera de Diseño Michell Quiroz, quien luego  de pasar el semestre pasado internada en la Sierra Tarahumara, vuelve con la intención de crear una Casa Hogar, conoce su historia y entérate de cómo puedes apoyar en la causa.

Michelle, cuéntanos ¿cómo es que llegas a la Sierra Tarahumara?

Hace poco más de un año comencé a ir de Misiones a la Sierra Tarahumara, fui a algunas expediciones a diferentes partes de la Sierra y a Guacaybo fui sólo una vez, fue mi primera expedición misionera. Fue hasta enero que tuve la inquietud de irme más tiempo, entonces es donde hago mi primer paso para el entrenamiento misionero con Visión Global, el cual fue de una semana y es ahí donde  me dan la noticia de que iría a Guacaybo.

Guacaybo, es una comunidad que se encuentra en medio de las Barrancas del Cobre, y cada vez más comencé a sentir el anhelo de estar ahí por más tiempo,  así que solicité a la organización de Visión Global el permiso y fui a un entrenamiento misionero durante tres meses, para después poder prestar mi servicio por otros tres meses en Guacaybo.

Estuve trabajando con la organización hasta mediados de abril,  me di de baja temporal del ISAD, y con lo que les estuve ayudando fue en el área de diseño,  de hacer la imagen gráfica del 2017  para esta organización.

A mediados de Abril me mandan a Guacaybo, y comienzo a vivir esta experiencia con nuestros niños Tarahumaras.

¿Qué hay Guacaybo?

Hay  un albergue,  llamado “El encuentro” el cual fue fundado por la Iglesia Encuentro con Dios de Cd. Juárez, que tiene ya más de 10 años asentado en este rincón de la Sierra Tarahumara, el cual  recibe diariamente de 60 a 90 niños, de kínder hasta secundaria, de diferentes comunidades y están ahí de lunes a viernes, ahí  se les ofrece las tres comidas, educación, actividades recreativas, apoyo emocional, etc.

Estos niños regresan con sus familias el fin de semana, y nuevamente entre domingo y lunes se vuelvan a integrar a las actividades.

¿Cuál fue tu experiencia en Guacaybo?

El primer proyecto en el que participé fue con la remodelación de este albergue, que se encontraba en no muy buenas condiciones, en donde la tarea principal fue darle vida al albergue.

Para ello,  hice un proyecto de cuatro murales, inspirados en la flora y fauna de nuestra  Sierra Tarahumara, así como uno con una galaxia.

Para mí fue algo muy especial, porque Dios nos ha dotado de talentos y yo quería saber cómo usar mi talento para que tuviera un impacto en la vida de otras personas.

Después de este proyecto, fui maestra de secundaria, me tocó también ser enfermera, cocinera, limpia baños, aprendí un poquito de todo.

Conocemos tan poco de la Cultura Tarahumara, los vemos en la calle y los despreciamos, y no sabemos porque están ahí.

¿Sabían que ellos viven en casas de 2x2mts? ¿Sabían que el papá se duerme en medio, y el tiene el “derecho” de violar a quien tenga al lado, sea su esposa, sean sus hijos, sean hermanos?

En la Sierra Tarahumara hay mucho incesto, y mucha pedofilia, hay maltrato físico y psicológico  es común ver que los niños tarahumaras, desde los 12 años ya se junten con una pareja.

El trabajo para una mujer en la sierra es cultivar, hacer tortillas o cuidar chivas es el único trabajo que ellas conocen desde niñas.

El albergue busca dar apoyo a estas personas, y a su vez al albergue lo apoyan dos asociaciones, que curiosamente una es canadiense y la otra estadounidense, el apoyo que se recibe por parte de asociaciones 100% mexicanas es muy escaso.

Es increíble la manera en que estos niños se expresan a través del arte, les poníamos hojas sobre las mesas, y ellos comenzaban a dibujar sus sueños, sus gustos y dibujos llenos de vida, pero así mismo, unos expresaban la violencia que vivían en sus hogares y otros lo relacionado con el narcotráfico, ya que para ellos es algo que les ofrece “una mejor vida”

Fue a través  de esos dibujos como pude alcanzar a ver la problemática que ellos estaban viviendo, el tarahumara es una persona muy cerrada, y difícilmente se expresa, para que ellos se sintieran mas compaginados, yo me hice a su cultura, comía lo que ellos comían, vestía como las tarahumaras, caminaba junto con ellas por horas para llegar a otras comunidades hasta 8 horas caminando por las barrancas.

Cuando vuelvo fue para mí  un impacto muy fuerte, me cambió completamente la mentalidad, fue preguntarme ¿qué estaba haciendo con mi vida?¿realmente estaba apreciando lo que tenía?

Como muchas veces solo  estudiaba por tener un papel por tener un diploma pensaba que con eso ya iba a ser alguien en la vida.

Como antes usaba mi talento para obtener dinero, todo este proyecto lo hice sin cobrar nada, lo hice como un servicio, y para mí el mejor pago fue  ver a esos niño felices, que me abrazaban que me agradecían, llorar por ver que tenían un nuevo lugar en donde comer, para mí fue el pago más gratificante de toda mi vida y es ahí donde veo claro el panorama  de esto es un diseño exitoso.

Es donde comienzo a ver todo lo que está pasando en ese lugar  y es donde yo digo ¿Por qué voy a ser diseñadora? ¿Realmente cuál es la finalidad de prepararme?  ¿Va a ser por mi o va  a ser porque puedo ayudar a alguien más?

Se me quedó muy grabado algo que nos dijeron en una clase: “Para ser diseñador no debes de tener religión”, y eso me hizo ver que como diseñador debes de tener una identidad y tienes que tener algo que defiendas.

Entonces, volviendo me quedé con algo en la cabeza:

¿Cómo poder hacer algo más que no gire en torno a nosotros mismos sino en torno a los demás, a la sociedad, a nuestras raíces?

Construyendo un Hogar más que un proyecto, es un sueño que nace en lo más profundo del corazón de la Sierra Tarahumara.

Esta causa pretende construir una Casa Hogar en esta misma comunidad, en donde ellos puedan recibir durante toda la semana un estilo de vida estable, y en un mediano plazo poder entrar en un proceso de adopción. Así como también, poder ampliar el comedor del albergue y mejorar sus instalaciones para cuartos recreativos.

Por lo tanto comenzamos con este sueño uniéndonos junto con el ISAD Instituto Superior de Arquitectura y Diseño y Visión Global, anunciando nuestro primer evento el cual todas las ganancias se irán directamente a esta causa.

Te invitamos el día 25 de Noviembre a nuestra “Noche de Talentos” en las instalaciones del ISAD a las 6:00pm.
Si eres artista, diseñador, arquitecto o músico y quieres ser parte de esta noche envía un correo a contacto@isad.edu.mx ,ahí te podremos dar más información.

Contaremos también con un bazar de alumnos y egresados del ISAD donde podrás encontrar productos de diseño, paquetes de fotografía, artículos de navidad.

Si no puedes asistir al evento, pero quieres hacer una donación, puedes hacerlo a través de depósito o transferencia bancaria a los datos que se anexan, o bien puedes entrar a: www.donadora.mx y hacer tu aportación a través de esta  página.

Sé parte de esta causa, y ayuda a nuestros Tarahumaras a tener una vida más digna.

Para mayores informes:

info@visionglobal.cc

miishqr@gmail.com

contacto@isad.edu.mx

¡GRACIAS!